conservadortrinidad

Los carnavales trinitarios

Manuel Lagunilla Martínez.
Las negras pieles curtidas por el fuerte sol tropical transpiran un copioso sudor, su fuerte olor se mezcla con el del aguardiente que, a grandes sorbos, toman los músicos mientras percuten unos muy rústicos y bien templados tambores de marcado acento africano. AI frenético ritmo de la música, los bailadores mueven sus cuerpos con lujuriosos contoneos de caderas. Es el carnaval, fiesta de honda raíz popular, signo identitario de nuestra cultura inmaterial.

Trinidad de la mano de un libro

Del autor Manuel Moreno Franginals, el libro que hoy proponemos —en palabras de Oscar Zanetti Lecuona— constituye “un clásico de la historiografía cubana”. El primer tomo fue publicado en 1964 en La Habana, por la Comisión Nacional Cubana de la Unesco. En 1978, se publicó la versión ampliada en tres volúmenes, por la Editorial de Ciencias Sociales, en La Habana.