VISUALES: La pandemia, con tintas de humor

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.2.2″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» custom_margin=»||-35px|||» custom_padding=»||0px|||»]

Ysabel Muñoz Martínez*

Una pandemia reescribe el año
2020 y sacude muy especialmente al arte, pero el oficio ratifica su poder creativo
de subvertir la más trágica de las circunstancias, mientras testimonia esta
situación única.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ _builder_version=»4.2.2″][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.2.2″][et_pb_image src=»http://200.55.151.198/conservadortrinidad/wp-content/uploads/2020/05/received_255835378862611.jpeg» _builder_version=»4.2.2″][/et_pb_image][et_pb_image src=»https://www.conservadortrinidad.co.cu/wp-content/uploads/2020/08/acebo-pintando-3-1140×760-1-300×169.png» _builder_version=»4.2.2″ hover_enabled=»0″ force_fullwidth=»on»][/et_pb_image][et_pb_image src=»http://200.55.151.198/conservadortrinidad/wp-content/uploads/2020/05/received_3418521878171720.jpeg» _builder_version=»4.2.2″][/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.2.2″][et_pb_text _builder_version=»4.2.2″]

Daniel Acebo, “especie de boy-scout, con ansias por conquistar formas y vocación por la experiencia vivencial”, a decir de la crítica Anisley Miraz, es uno de esos artífices exploradores que ha encontrado en sus dibujos arma y refugio. En su prolífera obra de 2020 prima un motivo central: la figura del «coronado» virus y cómo redefine hoy nuestra cotidianidad y nuestros miedos. Las armas de Acebo son cartulina, tinta, lápices de colores y un humor criollo que se torna sistema inmunológico inquebrantable.

Batas blancas como quijotes y domadores de este siglo protagonizan las piezas junto al ciudadano de a pie, contemporáneo en sus estrafalarias modas y reinventándose en sus viejas luchas. En las obras que llegan hoy a nuestra galería virtual, el nasobuco o mascarilla abandera una nueva normalidad, signada como nunca antes por el espacio hogareño. Aislados, pero unidos desde el arte, es la premisa que se funde en una estética singular de caricatura irreverente, resguardándonos ante el temor de la COVID-19, gracias a Acebo.

*Con la colaboración de Atner Cadalso, curador y crítico de arte.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.2.2″][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.2.2″][et_pb_gallery gallery_ids=»2715,2714,2713,2712,2709,2708,2707,2706″ _builder_version=»4.2.2″ hover_enabled=»0″ fullwidth=»on»][/et_pb_gallery][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *