Proyectos Culturales


En Trinidad la cultura ha formado parte indisoluble de su conformación como entidad urbana por lo que ha estado presente en todos los programas de rehabilitación del patrimonio que se han implementado.

Los vínculos que se han establecido entre los diferentes sectores culturales y los programas de rehabilitación se materializaron en la amplia red de instalaciones culturales creada a partir de 1974. La implementación de estos servicios culturales abrió nuevas fuentes de empleos al tiempo que se trabajaba por la formación de una conciencia colectiva en la comunidad sobre la importancia de la preservación de sus valores patrimoniales.

El sistema de plazas y plazuelas que conforman el Centro Histórico fue rehabilitado y algunas se han convertido en espacios de presentaciones culturales de muy variada índole.

 El desarrollo de las artesanías locales ha estado entre las manifestaciones más potenciadas. Las labores de la aguja, manifestación de gran arraigo entre la población femenina, es hoy fuente de trabajo para muchas mujeres. Desde el año 2001, el Proyecto de Bordadoras, enfocado al rescate de la lencería, agrupa mujeres que con sus labores de tejidos y bordados utilizan sus habilidades para la continuidad de esta labor manual y para su bienestar económico. Hoy materializado en el Proyecto “Agujas” Trinidad que cuenta con el Centro Comunitario Multipropósito con sede en nuestra institución, auspiciado por la Oficina Regional de UNESCO para América Latina y el Caribe y el Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Como complemento a la política cultural que desarrolla la Oficina están desde el año 2003 los proyectos socio-culturales a partir del conocimiento y rescate del patrimonio intangible, con un actuar priorizado sobre niños y jóvenes; entre los más atractivos proyectos, se encuentran:

El Proyecto “Musicarte”, proyecto danzario “Caucubú”, La Tertulia Literaria. La Galería de Arte “Tristá”, el programa radial “Voces del patrimonio” y la Revista “Tornapunta”.